Pasar al contenido principal
Tito Garabal

Reconocimiento por su aporte a la cultura

La Facultad de Ciencias Sociales felicita por su reconocimiento como “Personalidad destacada de la Cultura” al cardenal Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán y antiguo vicario episcopal de la zona Flores. Asimismo al programa televisivo "Claves para un mundo mejor" por su distinción como programa "De interés de la Cultura y la comunicación social", otorgadas por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Ambas distinciones se entregaron el 23 de agosto en la Federación Círculo Católico de Obreros. 


Cardenal Luis Héctor Villalba 
El proyecto del diputado Santamarina, que tuvo como coautora a la diputada Mercedes de las Casas, señala que el cardenal Villalba fue el antecesor de monseñor Jorge Mario Bergoglio en la Vicaría de Flores, y destaca que fue “un hombre sencillo, de enorme formación, de fe profunda y de voz autorizada, reconocida por todos los prelados de la Argentina. Nunca participó de internas ni hizo ruidos con frases grandilocuentes, pero su sabiduría enriquecía las consultas de laicos, sacerdotes y obispos. Muchos recuerdan sus formidables homilías en los tedeums del 9 de Julio en Tucumán, en las que con sencillez y precisión pastoral regalaba miradas de padre a los diversos momentos de la patria”. 

Hoy el cardenal Villalba reside en la capilla tucumana “La Santa Cruz”, donde celebra misa y dedica un considerable tiempo a atender confesiones y ofrecer acompañamiento espiritual. Pero cuando viene a su ciudad natal siempre guarda espacios de tiempo para caminar por esta Buenos Aires. 

Cursó estudios primarios y secundarios en escuelas públicas de gestión estatal de la Ciudad de Buenos Aires y en esta ciudad cursó sus estudios de teología. Fue rector del Seminario de Buenos Aires, párroco de la porteña basílica de Santa Rosa de Lima y luego obispo auxiliar y vicario episcopal de la Zona Flores de la ciudad. Después fue obispo de San Martín y arzobispo de Tucumán. 

La resolución legislativa destaca que el cardenal Villalba, además de su bonhomía, en su tarea pastoral fue pionero: como párroco de Santa Rosa de Lima, impulsó un modelo de Cáritas Parroquial que hoy perdura, pasando de la actividad netamente asistencial a otra que fuera más en la promoción humana de quienes se acercaban a ella. Así hizo gala de su capacidad de conductor de jóvenes a quienes confió esa responsabilidad. Hasta la década del '70 las Cáritas parroquiales solían dar una atención asistencial con ropa y medicamentos algunos meses en el año, pero el entonces párroco de Santa Rosa confió a los jóvenes un proceso nuevo y transformador, de atención diaria, que buscara soluciones asistenciales inmediatas y de promoción a quienes llegaban diariamente con problemas múltiples. 

El 14 de febrero de 2015, siendo arzobispo emérito de Tucumán, fue creado cardenal por el Papa Francisco. 


El programa Claves para un Mundo Mejor 
Por iniciativa del diputado Eduardo A. Santamarina, con la coautoría de Omar Abooud, presidente de la Comisión de Cultura, la Legislatura Porteña declaró a Claves para un Mundo Mejor "Programa de Interés de la Cultura y la Comunicación Social”. Actualmente se emite los sábados por canal 9, a las 9 de la mañana, y durante el año 2019 cumple 30 años de emisiones semanales ininterrumpidas en la TV abierta argentina, de enero a diciembre. Con casi 1600 programas emitidos y más de 18.000 noticias, es el primero y único noticiero de buenas noticias, gestos solidarios, propuestas educativas y culturales, y acciones positivas y testimonios de vida de personas que buscan una sociedad más fraterna. 

La resolución señala que el programa creado por el periodista Tito Garabal, siempre con enfoque esperanzador, de fe y solidaridad de la realidad, presenta noticias del esfuerzo anónimo de personas e instituciones que fortalecen nuestra sociedad buscando construir la comunidad nacional desde ejemplos concretos. 

“En Claves para un Mundo Mejor” -dice la resolución de la Legislatura porteña- la información está al servicio de la educación y el desarrollo social intentando, desde una óptica humanista y cristiana, enriquecer la capacidad de comprensión de las personas en su ámbito cotidiano. Los protagonistas de sus buenas noticias son personas, grupos de ayuda, quehaceres culturales o instituciones con gestos solidarios, acciones positivas, testimonios de vida que ayudan a construir nuestra sociedad. 

Claves para un Mundo Mejor, nacido y producido por Areópago Asociación Civil, siempre buscó promover “la cultura del trabajo, de la solidaridad y del encuentro” que propone la Doctrina Social de la Iglesia y que hoy proclama al mundo el papa Francisco tan cercano a este programa, pues en el año 2001, siendo arzobispo de Buenos Aires lo declaró “de interés del arzobispado de Buenos Aires”. 

La declaración de la Legislatura expresa que “con los años el programa dio diferentes frutos como lo certifican los miles de mensajes en redes sociales que acompañan las diferentes propuestas del programa. Además, tiene emisiones en otros países de América Latina. De este ciclo surgieron libros publicados y dos obras musicales: una sobre la vida de la Santa Madre Teresa de Calcuta y otro sobre la vida de San Juan Pablo II, el papa Wojtyla”.
 

Compartir: