Pasar al contenido principal

SECRETARÍA DE PRENSA
a/c Rectorado

Rodríguez Peña 752, C1023AAB
Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Tel. (+54-11) 6074-0522, ints. 2499 / 2444.
Claudio Flores

En tiempos de cuarentena dictamos clases digitales

Pareciera que vamos en contra de la corriente, pero en realidad solo queremos precisar el concepto de la  actual modalidad que se aplica para llevar a cabo nuestras clases, modalidad que nos impone el contexto sanitario que estamos transitando y la cual llevamos adelante sin resignar los aspectos culturales y particulares que representan a cada institución educativa.

La informática ha adoptado el término virtual basado en una de las  acepciones que la Real Academia Española le otorga a dicha expresión: adj. Que tiene virtud para producir un efecto, aunque no lo produce de presente. Usase frecuentemente en oposición a efectivo o real. 

Por otra parte la digitalización, como acción y efecto de digitalizar, significa registrar datos en forma digital, más precisamente en su segunda acepción significa convertir o codificar en números /dígitos los datos o informaciones de carácter continuo, este es el caso en que imágenes, sonidos y videos digitalizados se pueden ver a través de plataformas especificas como las utilizadas para la educación.

En general  las clases se dictan de forma sincrónica o asincrónica soportadas por distintos tipos de plataformas y las mismas se desarrollan  de manera real y efectiva, es decir que tanto alumnos como docentes interactúan a través de las mismas, compartiendo documentos, imágenes, sonidos y películas, como así también video conferencias. Esta interacción puede llevarse a cabo tanto en tiempo real como a través de grabaciones.

Por lo tanto las clases son no presenciales y son digitalizadas en forma de imagen, sonido y video, es de ahí que no realizamos clases virtuales sino que son clases digitales.

La diferencia no es menor, ya que con la digitalización no hemos perdido un aspecto esencial de la educación como lo es la modalidad de contacto entre alumno, docente y sociedad que, aunque cambiando de formas,  aún se mantienen presentes  y activas. Por ello lejos de registrar pérdidas en la actual modalidad de armado de clases, si podemos decir que se ha ganado en el acceso a una gran gama de recursos tecnológicos que permiten agregar valor a las clases y que potencian la incorporación de información, conocimientos y experiencias.

Desde la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad del Salvador  y con el soporte de la Dirección de Programas de Educación Distancia, hemos implementado el dictado de unas 600 materias en formato no presencial, las cuales son administradas por alrededor de 250 docentes y con destino a una población de más de 3000 alumnos.

A través de las Plataformas Blackboard Collaborate y Blackboard Learn hoy se forman profesionales en 12 carreras de grado, 23 postgrados y más de 40 actividades de extensión y cursos de actualización profesional, estos últimos a través de nuestra Escuela de Negocios.

Complementariamente se han desarrollado y se desarrollan actividades de capacitación bajo las modalidades a distancia Webinar y Webcast, actividades de 45 a 60 minutos y de diversas temáticas organizacionales  destinadas  a toda la comunidad.

La experiencia arroja un saldo marcadamente positivo tanto en la aceptación y adaptación en la nueva modalidad de clases como en la plataforma en la cual se soportan las mismas, percepción manifiesta tanto en alumnos  como en docentes y directivos.

El contexto nos ha desafiado a profundizar en una competencia transversal que se viene desarrollando e imponiendo desde hace tiempo y que marca la evolución  tecnológica plasmada en una era cada día más digitalizada.


Lic. Claudio M. Flores
Secretario Académico de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales
Universidad del Salvador 
 

Compartir: