Pasar al contenido principal

¡Hasta siempre Sole!

La Comunidad USAL lamenta profundamente el fallecimiento de nuestra querida e inolvidable Soledad. 

Estas quizás sean las líneas más tristes que nos tocan escribir, dado que con profundo dolor nos toca despedir a una gran persona, María Soledad Canamasas, más conocida como “Sole” y para los amigos “Solcete”. Conocida por toda nuestra Comunidad Universitaria, ingresó al Departamento de Personal el 1 de octubre de 1994 y allí se fue ganando el corazón de todos nosotros.

Solcete fue un ser maravilloso. Era buena, divertida, valiente, afectuosa, compañera, solidaria y noble, contaba con muchas características más que la hacían ser un ser especial.

A quienes tuvimos el placer de trabajar junto a ella, nos brindó  la oportunidad de disfrutar de su buen humor, de sus imitaciones que nos hacían vivir momentos que serán inolvidables.

Hija de Cristina de la Vega y Julio Canamasas, Soledad ha tenido tres hermanos Florencia, Benito y Julio. Junto a Mauricio tuvieron a María Cristina, su amada “Kitty”, quien fue la luz de sus ojos y la que le ha dado las fuerzas necesarias en los momentos más duros que le han tocado vivir.

Fanática de Bon Jovi, amante de la actuación y del humor del buen gusto. Su película favorita ha sido “Cuenta Conmigo”, que casualmente esas dos palabras la describen a la perfección. 

No nos quedan más palabras porque sobran los sentimientos.

Sole siempre te recordaremos con una sonrisa, como vos quisieras ser recordada.

El Rector de la Universidad del Salvador, Carlos Ignacio Salvadores de Arzuaga, manifestó su dolor por una persona a la que conoció mucho en vida y acompaña a su familia en este momento tan doloroso. Y expresó: “aunque ya no la veamos siempre seguirá viva en nuestra pequeña comunidad dando ejemplo de cristiana resignación y esperanza”.

 

Compartir: