Pasar al contenido principal

SECRETARÍA DE PRENSA
a/c Rectorado

Rodríguez Peña 752, C1023AAB
Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Tel. (+54-11) 6074-0522, ints. 2499 / 2444.
El Dr. Gonçalves detrás del campeón mundial Magnus Carlsen,

Historia del Ajedrez en la USAL

Un sábado por la mañana en septiembre de 1984, en el viejo edificio de Av. Callao 853, entonces Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad del Salvador, se reunió una gran cantidad de alumnos convocados a una “extraña actividad”. Se trataba de unas simultáneas de Ajedrez, a cargo del Maestro Pedro Martínez Acosta –Profesor de Ajedrez en Parques Municipales y amigo de “Bobby” Fischer. 

Ésta fue la antesala del primer torneo de Ajedrez que se disputó en ese mismo salón de actos. Luego se formó el primer equipo USAL para disputar torneos interuniversitarios, comenzando por el Ateneo de la Juventud en la calle Riobamba, integrado por Carlos Arballo (hoy kinesiólogo), Gustavo Arbulú (hoy economista), Sergio Barbieri (hoy licenciado en Ciencias Políticas y profesor en la USAL), y quien escribe, todos ya egresados y activos “chessplayer” manteniendo una amistad –uno de los premios invisibles de toda actividad extracurricular– que ya lleva 36 años. 

Así la USAL inició un camino del que hoy mantiene un liderazgo en este gran juego que se ha convertido en un “deporte competitivo”.

El Ajedrez no tiene una fecha certera de creación, pero la leyenda dice que su origen se remonta a miles de años atrás en la India. Un rey llamado Sheram, en una de las batallas en las que participó su ejército perdió a su hijo, y eso le dejó profundamente consternado. Nada de lo que le ofrecían sus súbditos lograba alegrarle.

Un buen día, un tal Sissa se presentó en su corte y pidió audiencia. El rey la aceptó y Sissa le presentó un juego que, aseguró, conseguiría divertirle y alegrarle de nuevo: el ajedrez.

Después de explicarle las reglas y entregarle un tablero con sus piezas, el rey comenzó a jugar y se sintió maravillado: jugó y jugó y su pena desapareció en gran parte. Sissa lo había conseguido. Sheram, agradecido por tan preciado regalo, le dijo a Sissa que como recompensa pidiera lo que deseara. Allí recibió la segunda sorpresa, y el castigo a su soberbia, porque Sissa pidió un grano de trigo por la primer casilla de las 64 del tablero, dos por la segunda casilla, cuatro por la tercera, ocho por la cuarta, etcétera y así siempre duplicando. Al hacer la cuenta, no alcanzaban todos los granos del reino.

La pandemia ha generado una revolución mundial, ya que el Ajedrez es de las pocas actividades que se pueden jugar vía internet. Las tres plataformas más importantes –chess.com (EEUU), lichess.org (Francia) y chess24.com (España)– tienen millones de miembros. 

Pero la naturaleza del Ajedrez es “reflexiva”, primero pienso y luego muevo la pieza. En estos nuevos clubes virtuales, que reemplazan la vida social de club presencial, los ritmos de juego son minutos –3, 5, 10, 15–, con lo cual la velocidad del pensamiento para tomar decisiones en el tablero conspira contra la propia naturaleza del juego.

En uno de los sonetos de Jorge Luis Borges se lee “…el jugador mueve la pieza, Dios mueve al jugador, qué Dios detrás de Dios la trama empieza…”. Tomando este pensamiento, detrás de millones de jugadores hay plataformas que reunieron a tantos ajedrecistas que consumen videos para mejorar su juego, que juegan recreativamente unos y competitivamentes otros, compran libros, juegos, relojes digitales, toman clases por videoconferencia, disputan torneos desde las notebooks o teléfonos celulares. Una remake del año 1972, cuando el estadounidense Robert “Bobby” Fischer disputaba la semifinal por el Campeonato Mundial en el Teatro San Martín de Buenos Aires con el armenio Tigran Petrossian, y se agotaron los juegos y libros de ajedrez en la ciudad.

“…este juego como el otro es infinito…” escribió J.L. Borges; nuevamente el milenario juego regresa a las nuevas generaciones, pero sin piezas y tableros de maderas, sino en el tablero digital vertical.

La USAL a través de los años continuó silenciosamente organizando: 

• 1993 Torneo internacional Postal que finalizó en 1995 y una conferencia dictada por Luciano W. Cámara columnista de La Nación.
• 1994 Fue sede del II Congreso Iberoamericano de Ajedrez.
• 1996 Nuestro equipo venció de visitante al del Jockey Club.
• 1999 Años participando del circuito con varias instituciones amigas, y ese año ganando el torneo Confraternidad en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.
• 2000 dando clases en el Campus Nuestra Señora del Pilar.
• 2005 Se dictó un curso de alto rendimiento con maestros de primer nivel.
• 2008 Participando en Alemania en el Congreso de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) en la comisión de educación.
• 2009 Participando de un torneo por equipos; y la Gran Maestra Claudia Amura dio simultáneas en la biblioteca del Campus.
• 2010 Participando en un torneo en la Casa de Rusia; nuestro equipo viajó a jugar un Match con la Universidad Católica de Córdoba.
• 2013 Viaje al torneo de la Comisión del Deporte Universitario Católico Argentino (CODUCA), en Córdoba.
• 2014 Nuestro equipo femenino participa en la Liga Nacional y apoyamos el torneo Reina Máxima organizado en el Club Argentino de Ajedrez.
• 2015 Se realizaron matches versus el Jockey Club de Tucumán y el Lawn Tennis de Lomas de Zamora, ganando ambos. 

Por el equipo USAL pasaron los ya egresados Diego Valerga (hoy médico y Gran Maestro de Ajedrez), Ramiro Dos Santos (hoy abogado y Maestro Internacional de Ajedrez), Juan de Dios Durán (estudiante de psicología y Árbitro Nacional de Ajedrez), entre otros.

La USAL dicta hace años clases presenciales a través de un Maestro de la Federación Internacional, Jorge Carlos Antonio, y en 2020 clases virtuales por la plataforma Blackboard Collaborate. Nuestros alumnos y graduados participan cada año de torneos individuales y por equipos que organiza la Asociación del Deporte Amateur Universitario (ADAU) y otros por invitación.

En 2020 nos hemos aggiornado, organizando los torneos internos USAL por la plataforma Lichess.org. Uno de nuestros egresados, Emiliano Ponce de León (actuario), desde España nos representó en un torneo organizado por la Federación del Deporte Universitario Argentino (FeDUA) que era clasificatorio para un torneo internacional. Integrando la Subcomisión de ajedrez de la ADAU, también organizamos los torneos interuniversitarios. Y como reconocimiento a la USAL, Universidad decana argentina en Ajedrez, la Casa de Rusia en Buenos Aires nos ha distinguido, y hemos realizado en conjunto numerosas actividades. La última el 20 de julio, la coorganización con ellos, con la Universidad de La Punta (San Luis) y con ADAU del torneo que celebró el “Día Internacional del Ajedrez”.

La USAL se encuentra afiliada la Federación Argentina de Ajedrez (FADA).

Este año ha crecido el número de participantes en esta actividad que es para todas las edades, competitiva y cultural. También es una “actividad diplomática” con otras instituciones. El actual Campeón del Mundo es Magnus Carlsen (joven noruego), quien dijo: “No veo a los ordenadores como oponentes. Para mí es mucho más interesante vencer a los seres humanos”.

Estamos viviendo una era donde pretenden declarar “deportes” a los juegos electrónicos, los “e-sports” que tratan sobre fútbol, guerra, etcétera. “El ajedrez une”, “Los juegos de ajedrez cristianos, con la cruz sobre la cabeza del Rey, evangelizan indirectamente”, “El ajedrez es una herramienta pedagógica”, “El ajedrez es un compañero”. Como dijo Aleksandar Matanovic en el título de su libro: “El ajedrez es el ajedrez”.

                                                                    Por el Dr. Claudio Javier Gonҫalves, Secretario de Deportes de la USAL.


Más información:
Secretaría de Deportes

Correo electrónico: deportes@usal.edu.ar
Web: http://deportes.usal.edu.ar
Facebook: USALDeportes
Instagram: usal_deportes

 

Compartir: