Pasar al contenido principal

SECRETARÍA DE PRENSA
a/c Rectorado

Rodríguez Peña 752, C1023AAB
Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Tel. (+54-11) 6074-0522, ints. 2499 / 2444.
Roberto L. Elissade 

Ciclo de conferencias “Belgrano: resonancias de su nombre”

El 3 de junio, coincidiendo con el Aniversario del nacimiento del prócer, se realizó la primera de las charlas del Ciclo de Conferencias: “Belgrano: resonancias de su nombre”, organizadas por la Cátedra Extracurricular de Estudios Irlandeses de la Escuela de Lenguas Modernas y la Asociación de Estudios Irlandeses del Sur (AEIS), a cargo de Roberto Elissalde, docente invitado de la Escuela de Lenguas Modernas.

La charla “Belgrano y algunos irlandeses en su vida”, que se realizó a través de la plataforma Zoom y también se emitió en vivo por el canal YouTube de la Escuela, se centró en las relaciones del general con los irlandeses de su tiempo, por ejemplo, algunos que se quedaron después de la invasión de 1806. Elissalde citó también el trabajo realizado por Guillermo Mac Loughlin Breard, quien da cuenta en su trabajo de investigación de algunos irlandeses que se incorporaron al Ejército del Norte en 1811, comandado por el General Belgrano: Gil (Hill), Gelly (Kelly), Reyles (Reilly) y Buteler (Butler).

En base a sus propias investigaciones, Elissalde descubrió que en 1813, don Jorge Orr, de origen irlandés, fue designado como Capitán Agregado al Regimiento de Infantería de Línea del Ejército, llegando a ser ayudante de Belgrano. Elissalde mencionó también vínculos con familias irlandesas de la época, entre los que se encontraban los Duggan y Campbell, y con el Dr. John Sullivan, quien asistiera a Belgrano ya enfermo en su lecho de muerte e, inclusive, realizara su autopsia.

Para finalizar esta primera charla del ciclo, el orador se refirió a su mentor Guillermo Furlong, SJ, de origen irlandés, quien le contara varias de las anécdotas que posteriormente investigara Elissalde y que fueron parte de esta charla:
“El general Lee, cuando le pidieron que lo definiera a Washington, dio una definición estupenda: Washington fue el primero en la paz, el primero en la guerra, y el primero en el corazón de sus conciudadanos. Y un irlandés, o hijo de irlandeses, fue el padre Guillermo Furlong. Fue mi maestro. Con él aprendí mucho, de chico, de muchacho, y era un gran historiador. El padre Furlong dijo que a Belgrano le correspondía la frase que Lee había acuñado acerca de Washington.
(…) Belgrano es Padre de la Patria junto con San Martín. Ambos son padres de la patria. Yo sostengo que hay un padre de la patria naciente como lo vimos desde el consulado en adelante, que es Manuel Belgrano, y otro con la emancipación continental que es José de San Martín. Ninguno le quita al otro. Los dos son grandes
”.

La segunda charla del ciclo se llevó a cabo el 10 de junio. En dicha ocasión, el orador se refirió a “Belgrano y su misión diplomática a Londres”, junto a Bernardino Rivadavia, así como su paso por la corte de Braganza en Río de Janeiro, de regreso al Río de la Plata. Además de referirse a la labor diplomática de Belgrano, Elissalde mencionó facetas no tan conocidas del prócer, como su interés por la salud pública, en especial en lo referido a la vacunación. En efecto, estando en Brasil, Belgrano escribe al Deán Saturnino Segurola, pionero e impulsor de la vacuna contra la viruela en Buenos Aires, para que enviara varias dosis de la vacuna a Brasil, donde había comenzado una epidemia de esa enfermedad.

Elissalde cerró su segunda charla con estas palabras:
Belgrano tenía mucho ojo para esa labor diplomática, para todo lo que era hacer el bien. Para adelantarse a su tiempo  en temas que hoy son tan comentados como los derechos de la mujer y su inserción en el trabajo y en la sociedad. Él los propuso cuando la mujer, de acuerdo con las Leyes de Indias, era apenas un objeto, si lo era. Y el eje vital era la educación para erradicar todos los males y lo hizo preocuparse al máximo por este aspecto, donando escuelas, redactando reglamentos.
Ya cercanos al bicentenario de su muerte, a ese día en que hubo tres gobernadores, el mejor modo de honrar su memoria, el homenaje que le pueden rendir quienes estarán en la próxima contienda electoral, es hacer realidad cuando estén en los puestos públicos el sueño de Belgrano en lo que hace a la educación, para erradicar las grietas de tantos males que sufre esta patria a la que Belgrano sirvió y de la que jamás, jamás, se sirvió.
Hace doscientos años, Belgrano estaba postrado y gravemente enfermo y podía repetir seguramente, aquello que le había escrito a un peruano: No quiero que me digan que soy un padre de la patria, apenas trato de ser un buen hijo
”.

El 17 de junio, Roberto Elissalde se referirá a la labor de Manuel Belgrano como traductor y como comunicador. La charla podrá seguirse nuevamente a través del canal de YouTube de la Escuela de Lenguas Modernas (https://www.youtube.com/USALLenguasModernas), en el que también se encuentran alojadas las dos charlas pasadas:

3/6 https://www.youtube.com/watch?v=vdPLJQ3NH1s

10/6 https://www.youtube.com/watch?v=WJByqVKelkM

Roberto Elissalde es historiador, vicepresidente de la Academia Argentina de Artes y Ciencias de la Comunicación y, además, miembro del consejo de AEIS (Asociación de Estudios Irlandeses del Sur).

Compartir: