Pasar al contenido principal

Santa Misa: Inauguración del segundo cuatrimestre 2019

En la Biblioteca del Campus “Nuestra Señora del Pilar” se llevó a cabo la celebración de la Santa Misa con motivo de la inauguración del segundo cuatrimestre del año académico 2019 de la que participó toda la Comunidad Universitaria.

La misa estuvo oficiada por el Padre Hugo Acuña y contó con la presencia de autoridades, académicos, administrativos, docentes y alumnos de la Universidad.

Durante la ceremonia se realizó la lectura del libro de Jueces 6: 11-24: “En aquellos días, vino el ángel del Señor y se sentó bajo la encina de Ofrá, que pertenecía a Joás, de la familia de Abiezer. Su hijo Gedeón estaba limpiando trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitas, cuando el ángel del Señor se le apareció y le dijo: "El Señor está contigo, valiente guerrero".

Le contestó Gedeón: "Perdón, señor mío. Si el Señor está con nosotros, ¿por qué han caído sobre nosotros tantas desgracias? ¿Dónde están todos aquellos prodigios de los que nos hablaban nuestros padres cuando nos decían: 'El Señor nos sacó de Egipto'? Ahora, en cambio, el Señor nos ha abandonado y nos ha entregado a los madianitas".

Entonces el Señor se volvió hacia Gedeón y le dijo: "Usa la fuerza que tienes, para ir a salvar a Israel del poder de los madianitas. Yo soy el que te envía". Le respondió Gedeón: "Perdón, Señor mío; pero, ¿cómo voy a salvar yo a Israel? Mi familia es la más pobre de la tribu de Manasés y yo, el más pequeño de la casa de mi padre". El Señor le respondió: "Yo estaré contigo y tú derrotarás a todos los madianitas como si fueran un solo hombre".

Gedeón le dijo: "Si he alcanzado tu favor, dame una señal de que eres tú el que me habla. No te vayas de aquí, por favor, hasta que vuelva con una ofrenda y te la presente". El respondió: "Aquí me quedaré hasta que vuelvas".

Gedeón entró en su casa, preparó un cabrito, y con una medida de harina, hizo unos panes sin levadura; puso la carne en una canastilla y el caldo en una olla, lo llevó bajo la encina y se lo ofreció al ángel. Pero éste le dijo: "Toma la carne y los panes sin levadura, ponlos sobre esa roca y derrama encima el caldo". Gedeón lo hizo así.

Luego el ángel del Señor acercó la punta del bastón que tenía en la mano y tocó la carne y los panes sin levadura. Salió fuego de la roca, consumió la carne y los panes, y el ángel del Señor desapareció.

Entonces se dio cuenta Gedeón de que era el ángel del Señor y exclamó: "¡Ay, Dios mío, he visto al ángel del Señor cara a cara!" Pero el Señor le dijo: "Que la paz sea contigo. No temas; no morirás". Gedeón levantó un altar al Señor en aquel lugar y lo llamó "La paz del Señor".

Luego, el Padre Acuña manifestó en su homilía: “Es una gran alegría celebrar el inicio del segundo cuatrimestre en esta misa y con la presencia de todos ustedes. El libro de los Jueces nos recuerda que el Señor siempre está con nosotros, no importa cuál sea la situación en la que nos encontremos. Siendo una Universidad estamos haciendo el reino de los cielos, porque es un lugar para todos. Acá todos tienen su lugar en nuestra Universidad, donde enseñamos además que todos tienen un lugar”.

Finalizada la Santa Misa, los presentes pudieron disfrutar de un desayuno.
 

Compartir: