Pasar al contenido principal

SECRETARÍA DE PRENSA
a/c Rectorado

Rodríguez Peña 752, C1023AAB
Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Tel. (+54-11) 6074-0522, ints. 2499 / 2444.
"Ojalá todos pudieran tener la posibilidad de estudiar y vivir en otro país", afirmó Sol Vilchez Chenú.

Testimonio posintercambio de estudiante USAL

"Mi nombre es Sol Vilchez Chenú, soy estudiante de psicología en la USAL. Siempre que me preguntan por mi intercambio, digo que fue la mejor decisión que pude haber tomado, ojalá todos pudieran tener la posibilidad de estudiar y vivir en otro país. Y si es en México, mejor. 

En agosto de 2019, viajé a ese país a través de una beca del Banco Santander. Desde el inicio de la experiencia, fue un gran desafío para mí; años atrás, había estado allí y supe que, culturalmente, era un lugar muy distinto a la Argentina. Y así fue, los primeros días fueron bastante movilizantes.  

Estudié en la Universidad de Guadalajara, en la sede de Ciencias de la Salud. Quedaba a unos cuatro kilómetros en bicicleta desde mi casa. Al principio de la cursada, muchas veces me perdía, el campus es gigante. Por suerte, siempre hay personas que quieren ayudar a los/as estudiantes de intercambio. Las clases son completamente diferentes a las cursadas acá, utilizan otras dinámicas. Mis compañeros me preguntaban por la Argentina, también mis profesores me pedían que ofreciera mi punto de vista en distintas situaciones. La verdad es que de muchas clases salí shockeada; de otras, conmovida, cada día sentía una emoción distinta. Su realidad cultural y social es diferente a la nuestra.
 
Respecto del alojamiento, elegí una casa de estudiantes, en donde tenía mi habitación privada, pero convivía con 17 personas de distintas nacionalidades. Fue una decisión arriesgada, aunque valió la pena.
 
Guadalajara es una de las principales ciudades de México, vive muchísima gente, y su centro histórico es bonito por donde lo mires. Tiene amplios mercados regionales, el más conocido es el Mercado San Juan de Dios: ahí podés encontrar desde frutas, verduras, carnicería, dulces regionales, animales para comprar hasta santerías, amuletos mágicos, souvenirs y joyerías… todo en un mismo lugar.
 
Con respecto a los viajes, si acomodaba mis horarios y me organizaba con el dinero, las posibilidades de moverse eran muchas. México está dividido en Estados, en esos meses pude conocer siete, cada uno con paisajes y sus climas distintos. Hay mucho por recorrer y el tiempo se pasa volando, una vez que comenzas a disfrutar plenamente es como una película que no querés que se termine.

Hay una frase típica que dice "México, mágico'', es completamente real".    
 

Compartir: