Pasar al contenido principal

SECRETARÍA DE PRENSA
a/c Rectorado

Rodríguez Peña 752, C1023AAB
Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina
Tel. (+54-11) 6074-0522, ints. 2499 / 2444.

Ciclo Pedagógico Universitario

El Ciclo Pedagógico Universitario (su abreviatura, por todos conocida, es CPU) tiene su espacio institucional en la Facultad de Ciencias de la Educación y de la Comunicación Social.  Fue creado por la Universidad del  Salvador hace más de 50 años a iniciativa de lsmael Quiles (SJ), cuyo reconocimiento se encuentra en nuestros corazones, encontrándose afirmado desde entonces bajo la sensibilidad espiritual del lema que distingue nuestra misión en el mundo “Ciencia a la mente y virtud al corazón”.  

Su relevancia pedagógica en el contexto comunitario se debe no solo al curso del tiempo sucedido en estos más de 50 años de existencia institucional. A la trascendencia histórica, se encuentra indisolublemente unida su eficaz actualidad forjadora de una validez generada durante la cotidianeidad de la dimensión aúlica en las distintas comisiones pues, allí, se conjuga la importante actuación dentro del plano educativo en su estrecha vinculación con la función social que impregna el valor de la labor docente resignificada en cada cohorte de sus egresados. 

El CPU, cuya cometido fundamental consiste en “enseñar a enseñar”, es el producto educativo más antiguo de nuestro país en la oferta dirigida a profesionales provenientes de distintos campos disciplinares, Abogacía; Medicina; Psicología; Psicopedagogía; Ciencias Económicas; Ingeniería; Veterinaria; Agronomía; Filosofía; Sociología; Historia; Enfermería; Lengua Inglesa, Letras; Arquitectura; Periodismo; Publicidad; Relaciones Públicas; Relaciones Internacionales; Seguridad (por mencionar algunos de los vastos orígenes académicos de quienes concurren a sus aulas donde se reciben de “Profesores en”), con su diploma de grado universitario y con el interés en realizar el complemento del tramo pedagógico requerido para dar clases en instituciones de distintos niveles sistémicos.

Cierto es que el tramo pedagógico otorga a sus inscriptos un título que les permitirá crecer profesionalmente al ampliar sus posibilidades de inserción en un mercado de mucha competencia que exige estar convenientemente preparado para tener mejores posibilidades de participar en él. Pero no es menos cierta, la posibilidad de que cada alumno pueda descubrir en su interior ese plus equivalente a todas las profesiones que aquí la denominamos vocación docente, para dar a la función su propia estética y su arte capaz de generar procesos ingeniosos y creativos a fin de abrir el acceso al conocimiento.

En sus dos convocatorias anuales de inscripción para iniciar la carrera pedagógica, en los meses de marzo y de agosto, a su matrícula se inscriben alumnos y egresados de nuestra Universidad quienes reciben estímulos académicos y económicos para cursar el CPU y ampliar su dimensión de trabajo profesional. También lo hacen egresados de otras Instituciones Universitarias. Son recibidos por personas dedicadas nuestras autoridades académicas; colaboradores académicos y el personal administrativo comprometidos con su misión de suma responsabilidad para afianzar la planficación, merced a un verdadero trabajo en equipo.

Los alumnos pueden optar por cursar en modalidad presencial en nuestras sedes ubicadas en Centro y en el Campus Ntra. Señora del Pilar y, desde el año 2013, también pueden optar por la modalidad semipresencial solo en sede Centro. Como oferta educativa habilitante para el mundo del trabajo, la duración de la carrera universitaria del CPU es atractiva pues es breve siendo su duración de dos (2) años, pudiendo finalizar en tres (3) cuatrimestres a iniciativa e impulso del alumno. Su curricula se compone de ocho (8) materias divididas en materias de formación y materias del área pedagógica, todas las cuales confluyen en la asignatura Observaciones y Prácticas de la Enseñanza que prepara a los cursantes alumnos para desenvolverse en las aulas frente a sus alumnos. 

De manera tal, miles de profesionales universitarios han recibido la habilitación legal requerida para ejercer la docencia profesional en tres niveles del sistema educativo argentino: secundario; terciario y universitario al estar incluido su diploma en los nomencladores de las distintas jurisdicciones y sistemas educativos. 

Con los excelentes profesionales de la enseñanza que han trabajado y con los que hoy trabajan en el CPU en sus distintas sedes y modalidades, continuamente nos hemos interesado durante nuestros encuentros académicos por reflexionar, ese hecho positivo de la mente para volver sobre sí, para construir mediante la crítica a la metodología de la enseñanza y por la metodología del aprendizaje, las respuestas a distintas preguntas: ¿cómo enseñar?; ¿cómo hacer feliz la vivencia de cada uno en el aula compartida, en ese espacio de convivencia social y comunitaria? ¿cómo iniciar y desplegar en el ámbito espacial del aula, el diálogo formativo con los alumnos? ¿con cuáles recursos didácticos y variantes pedagógicas, podremos despertar el interés por la maravilla del conocimiento para aprender a enseñar y posteriormente evaluar los aprendizajes?, de las cuales se obtienen los insumos teóricos necesarios para su aplicación a una tarea no limitada a la transmisión de las didácticas, como única dirección para la obtención de las competencias a los fines del ingreso al mercado laboral de la educación. 

Dentro del CPU, enseñar y aprender a ser educador consiste en un proceso formativo dentro del cual la aplicación de la razón se encuentra en estrecha unión con el profundo sentido humanístico que significa el acto ético de educar, en ese compartir espiritual que se da en la construcción de las cosas cotidianas junto al otro donde la educación es, claramente, vínculo compartido con otras personas en una interacción donde no todo es intelecto o ejercicios de la razón pura. 

Es algo que afirmamos con plena convicción, pues tanto enseñar como aprender también consisten en ejercicios del espíritu el cual, en armónica integración con la razón, nos permite comprender las esencialidades que unen los vínculos entre los individuos. Y muy especialmente, en la asunción de la responsabilidad social de cara a la Sociedad cuándo nos confía a sus hijos para su formación secundaria o a los adultos cuando nos confían su formación y junto a ella sus sueños y proyecciones profesionales en los niveles terciario y universitario. En esa línea de trabajo continua el CPU dentro del marco de la comunidad educativa de la Universidad, trabajando inmerso en las circunstancias tan especiales que vive la humanidad donde la pandemia generó profundos cambios en la profesión docente, de un día a otro, poniéndola frente a la necesidad de una inmediata adaptación a la educación virtual para sostener la prestación del servicio educativo y la conformidad de quienes, nuestros alumnos, nos han confiado la continuidad de su formación profesional y  también lo más valioso de sus vidas, aquello que jamás vuelve, el tiempo.


Prof. Dr. Héctor Luis Muñoz, Coordinador General del Ciclo Pedagógico Universitario 

Web:  http://fcecs.usal.edu.ar/fcecs_carrera-ciclo-pedagogico-universitario


 

Compartir: